Saltar enlaces

Ayudas visuales: Del PowerPoint a los objetos y hologramas

PowerPoint no lo es todo. No es la presentación. No es el único recurso visual disponible. No es la panacea. Estamos acostumbrados a que, si hay una presentación, hay una muestra interminable de diapositivas. Pero, ¿nos hemos planteado alguna vez enriquecer nuestro mensaje con ayudas visuales distintas y dejar a un lado la proyección de transparencias?

En una entrada anterior comentaba sobre la importancia de dar color a las historias usando un lenguaje sensorial rico. Éste nos permite ver, escuchar, sentir, oler e incluso degustar lo que sucede en el marco contextual por el que pasa el personaje. Pero, si bien es cierto que a mayor riqueza sensorial más rica será la experiencia, es cierto que valiéndonos sólo de la parte visual ya tenemos un buen trecho cubierto. La mayoría de las personas usamos como sentido prioritario la vista y por eso somos más impresionables con imágenes.

¿Qué recursos visuales podemos utilizar para maximizar la experiencia del público?

Hay dos recursos visuales potentísimos a la hora de dar color y vida a nuestro mensaje; sobre todo a nuestras historias. Estos son: los objetos y los hologramas.

OBJETOS

En el marco de una presentación, un objeto es cualquier elemento físico que, haciendo uso de éste durante la puesta en escena, nos ayude a explicar mejor nuestro punto. Una pelota de fútbol, un folio doblado, unas gafas de sol, una nariz de payaso… Cualquier cosa.

Su uso efectivo puede ayudar a asentar el entendimiento de nuestro mensaje. Como condicionante, el objeto tiene que ser, no sólo relevante, sino prácticamente el protagonista de la historia (junto con nosotros) en el momento en que hacemos uso de éste. Su presencia física tiene que ser tan importante sobre el escenario como lo es dentro del relato.

Ejemplo: Abrirte un poco la camisa y descubrir la medalla de oro colgando de tu cuello mientras hablas de cómo lograste superar tus limitaciones físicas y ganar la competición, tras una larga charla con tu profesor y un gran trabajo de superación.

Ventajas

  • Tres dimensiones: Proyectar sobre una pantalla nos da sólo dos dimensiones. Un objeto real nos da tres. Además, permite que el público toque (tacto, kinestesia), si a nosotros como ponentes nos parece conveniente pasarlo entre ellos.
  • Realidad: Por ello mismo, la experiencia que ofrecemos a la audiencia es más real. No nos limitamos a una foto acompañada de palabras. Mostramos algo “de verdad” y que ha sido parte fundamental de la vivencia que contamos.
  • Anclaje potente: Lo que sea que contemos alrededor del objeto generará una serie de sensaciones que podrán ser revividas más adelante con la simple mención del objeto u otra muestra rápida de éste.

Desventaja

Si no lo sacamos del campo visual cuando no lo estemos utilizando, puede despistar al oyente y competir contra nosotros por su atención.

En esta ya famosa charla de TED, JJ Abrams nos presenta su caja misteriosa (minuto 4:10) y explica cómo llegó a su vida y lo que ésta significa para él. El mero hecho de observarla hace que adentrarme en su historia sea realmente sencillo y que pueda vivirla de forma intensa. ¿Qué opinas tú?

Pero, a pesar de que el mensaje que trae consigo la caja está presente en todo el discurso, hay momentos en los que ésta estorba y compite contra JJ Abrams y los trozos de vídeo que proyecta.

Hacer uso de objetos reales para fortalecer nuestro mensaje es altamente efectivo porque nos acerca mucho más a la historia que si sólo nos lo cuentan. Pero igual que el PowerPoint con la tecla “B”, cuando no estemos hablando del objeto, mejor sacarlo del campo visual del público.

HOLOGRAMAS

Según la Real Academia Española, un holograma es una imagen óptica obtenida mediante una técnica fotográfica basada en el empleo de la luz producida por un láser formándose una imagen tridimensional de un objeto. Suena a chino… En una presentación, un holograma es la imagen tridimensional de un objeto sin su presencia.

Cuando hablamos en público podemos pintar imágenes en las mentes de nuestros oyentes de diversas maneras. La más sencilla es utilizando lenguaje descriptivo. Hacerlo sólo así supone una limitación sensorial porque estamos forzándoles a que lo imaginen a partir de palabras (audición). Si usamos hologramas, es decir, si pintamos dichas formas con nuestros gestos y además los localizamos en puntos concretos del escenario (vista), la experiencia sensorial es mucho mayor, y el significado del objeto descrito se magnifica.

Ejemplos: Mencionar a un niño y, a la vez, hacer el gesto de su estatura colocando la mano a nuestro lado con la palma hacia abajo. Hablar del pasado mientras señalamos a nuestra derecha (que es la izquierda del público, o el pasado en una línea temporal). Describir un regalo recibido a la vez que, con las manos, representamos su tamaño y forma, e incluso lo colocamos en algún lugar del escenario; después podemos señalar a donde lo dejamos si queremos hacer referencia de éste. (Las posibilidades son directamente proporcionales a nuestra creatividad.)

Ventajas

  • Subjetividad: Permite que cada quien se imagine el objeto como prefiera y, en consecuencia, el impacto individual será mayor.
  • Flexibilidad: Podemos hacer hologramas con lo que sea. No es necesario que se trate de un objeto lo suficientemente pequeño como para poder manipularlo en escena.
  • No estorba: Cada vez que queramos hacer referencia al objeto, sólo hay que señalarlo o repetir su forma con los gestos. Pero como no es un objeto real, no distrae mientras hablamos de otras cosas.

Desventaja

Requiera de mayor imaginación que un objeto real. También es aconsejable tomar conciencia de dónde colocamos estos hologramas en el escenario para evitar confundir al público cuando queramos volver a referirnos a éstos. Si señalamos al lugar equivocado, el mensaje puede perder potencia.

El siguiente vídeo es la repetición del discurso que hizo a Darren LaCroix merecedor del campeonato mundial de oratoria de 2001, esta vez en una convención del National Speakers Association. Darren es un artista pintando imágenes en escena con sus gestos. A mi juicio, los gestos con mayor significado visual los hace en los siguientes minutos:0:37, 1:08, 2:14, 2:21, 3:11, 4:12, 4:15, 4:22, 4:36, 4:40, 5:00, 5:02, 5:30, 5:33, 6:02, 6:11, 6:19, 6:21, 7:14, 7:22, 7:32, 7:52, 8:27, 9:04, 9:23 y 9:41. Los más potentes son aquéllos con los que hace referencia a su caída y a dar el siguiente paso adelante. Míralo con detenimiento y descubrirás cosas muy interesantes.

 

 

Salte de la norma. Haznos vivir más intensamente tus presentaciones mientras nos ayudas a ver mejor tu mensaje usando objetos y hologramas.

¿De qué otra forma logras que tu público viva más de cerca tu mensaje? ¿Cómo logras que imaginen vívidamente aquello que estás contando?

Imagen de The Demo Conference

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *