Lenguaje corporal: Movimiento en el escenario al hablar en público

Movimiento en el escenario

Hablar en público puede ser un gran reto. Lo sé por todos los comentarios que recibo habitualmente por parte de lectores de este blog. Y porque para mí lo fue durante mucho tiempo. De hecho, en ocasiones lo sigue siendo, aunque en menor medida.

Si eres como yo y como la gran mayoría de la gente, la ansiedad que te produce exponerte al posible escrutinio de los demás puede hacer que, de manera inconsciente, quieras salir corriendo.

¿La razón? El cerebro interpreta que estamos en peligro y busca asegurar nuestra supervivencia. Pero, ¿de verdad hablar en público supone una amenaza a nuestra integridad física? En la grandísima mayoría de los casos no.

No obstante, muchas veces actuamos como si así fuese. Y lo demostramos con nuestro movimiento sobre el escenario, como te muestro en este vídeo.

El movimiento en el escenario puede debilitar tu mensaje

En su libro, “El Lenguaje del Cuerpo”, Allan Pease dice que, dada su distancia relativa, los pies son la parte del cuerpo más alejada del cerebro. Por ello van por libre sin que, en muchas ocasiones, nos demos cuenta.

El movimiento errante de nuestros pies que, inconscientemente nos piden salir pitando para sobrevivir, tiene dos consecuencias negativas:

  1. Muestra inseguridad, debido a esas ganas inmensas de salir corriendo.
  2. Distrae, porque el movimiento hace que la atención de la gente pase a los pies cuando debería de estar en la cara y en los gestos de las manos, que es de donde sale el mensaje.

Te propongo un reto:

En tu próxima presentación grábate en vídeo. Luego echa un vistazo a la grabación y pregúntate, ¿me estoy moviendo más de la cuenta? ¿Doy la impresión de tener falta de seguridad en mí? ¿Puedo estar distrayendo a mi público?

¿Te identificas con “la Bailarina de Ballet” que juega con la postura de los pies? ¿Ves en ti “el Conejo de Duracell o de Energizer” por moverte de un lado a otro sin parar?

Yo mismo reconozco que a veces se me va la mano (o más bien el pie) al moverme de un lado a otro. Por eso mismo hago el duro ejercicio de ver mis vídeos. Digo duro porque es realmente incómodo. No me gusta nada hacerlo. Pero ayuda muchísimo.

Transmite seguridad y asegura que su atención esté donde toca

Evita mostrar inseguridad y distraer a tu público. Para ello, quédate en un lugar fijo para que la atención se mantenga en tu cara y en tus gestos. Para ayudarte, mantén los pies inmóviles a la altura de los hombros. Principalmente en momentos clave de tu discurso en los que no puedes darte el lujo de que la gente se distraiga.

Pero no. No te quedes inmóvil durante toda tu ponencia. El movimiento en el escenario puede ser positivo si te desplazas de un lado a otro para acercarte a la gente o para moverte en una línea temporal si cuentas una historia.

La clave está en hacerlo con un propósito específico, en momentos de transición, y no porque tu inseguridad te obligue a hacerlo.

Da mayor potencia a tu discurso manteniendo los pies inmóviles y sólo desplazándote de un lado a otro con un fin determinado. Tu mensaje tendrá mayor impacto y alcanzarás más fácilmente tu objetivo.

¿Qué opinas? ¿Cuál es tu experiencia? Deja un comentario para continuar la conversación y para que así ganemos todos.

Comparte
Descarga gratuita

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes

Categorías
Artículos populares
Acerca de mí

Mi nombre es Sebastián y, si eres como yo, tienes ideas con ganas de ser escuchadas. Descubre cómo hacer que te lleven a donde quieras.

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes