Saltar enlaces

Cómo hablar para ser entendidos y hacer hamburguesas a la parrilla

Instrucciones para hacer una rica hamburguesa a la parrilla:

  1. Enciende la parrilla
  2. Ponle aceite y espera a que se caliente
  3. Coloca la hamburguesa
  4. Vuelta y vuelta
  5. Al plato y que aproveche

Sencillo, ¿no? Al menos lo parecería. En realidad, para hacer una rica hamburguesa a la parrilla hay muchas más cosas que tener en cuenta. Pero, si me lo cuentas todo una vez, ¿cuánto voy a poder retener? Sin un bloc de notas, con suerte el “que aproveche”. Y con eso no es posible repetir el proceso.

Ayer en Toastmasters, nuestra compañera Eva daba su cuarto discurso. El nombre de la asignación (no el título de su discurso) era “Cómo decirlo”. Su objetivo: comunicar las ideas de forma clara, precisa y vívida. Porque hablar con claridad ayuda a que quien escucha vea las cosas con facilidad. Hacerlo con precisión impide que haya malentendidos. Usar un lenguaje vívido y visual pinta imágenes en las mentes de quienes escuchan para que se hagan una idea certera de lo que se les cuenta. ¿El fin último? Que la gente entienda.

Y es que el medio auditivo no es el más eficaz (ni mucho menos) para transmitir conocimiento. Por ello, a mayor claridad, mayor entendimiento.

¿Cómo hablar para ser entendidos y alcanzar nuestros objetivos?

Estructura tu ponencia inteligentemente

La estructura proporciona al mensaje una secuencia lógica que permite al público seguir el hilo y comprender el mensaje con mayor facilidad que si hablamos lanzando disparos al aire.

Marca la estructura de forma explícita

Al inicio (pero no en el primer párrafo) ofrece un mapa de ruta que ayude al público a seguirte y a saber dónde está en cada momento. En el cuerpo usa titulares claros y cortos para que la gente sepa, en tiempo real, en qué punto de la presentación se encuentra. Al final repite los puntos clave para que sean recordados.

Usa frases cortas

Igual que un número de cuatro dígitos es más fácil de retener que uno de once, las frases, mientras más cortas, más fáciles son de digerir. Si hablas usando frases cortas, la gente te seguirá el ritmo porque entenderá al instante y recordará fácilmente las frases clave (por ser cortas).

Habla en un lenguaje fácil de entender

Asegúrate de usar términos que todo el mundo entienda. Y si ves que alguna palabra puede que se le escape a alguien, defínela para evitar que se quede gente por el camino. Porque si no entienden algo en una parte importante, será imposible que tomen acción. Evita la jerga, el lenguaje técnico, las palabras grandilocuentes y los idiomas extranjeros. E insisto, si es imprescindible soltar algo de esto, traduce, define, describe, pero asegúrate de que te entiendan.

Cuenta sólo lo esencial

En otras palabras, evita dar detalles superfluos. No te vayas por las ramas. Ve al grano y di sólo lo estrictamente necesario para que entiendan. Recuerda que el tiempo es limitado, y mejor que lo poco que cuentes quede claro y meridiano, que te sientas tan pancho por haber dicho diez minutos en cinco y marear al personal. De verdad, menos es más. Y si recuerdan una sola cosa, date con un canto en los dientes porque habrás logrado mucho más que la gran mayoría de ponentes.

Usa ejemplos y anécdotas

Por cada concepto teórico, un ejemplo, y de vez en cuando una anécdota. Los ejemplos y las anécdotas ayudan a que las otras personas asocien lo que les contamos con su propia experiencia. Y al hacerlo, comprenden y pueden usar esa información luego. De lo contrario, serás una ametralladora de conceptos que se quedará a gusto cuando termine, pero cuando lo haga verá sólo caras perdidas en los móviles o, directamente, una sala vacía.

Habla claro y poco, y triunfarás.

…y que aproveche.

ENTRADAS RELACIONADAS

Imagen de Christian c

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *