Saltar enlaces

Cómo preparar un discurso de boda

Imagen de http://www.3deseosymedio.com/

¡Por fin, la primavera! Y con su llegada, el buen tiempo que nos llama a sacar nuestros cuerpos serranos a las terrazas de los bares, a hacer deporte al aire libre, a dejar que la piel comience a tostarse antes del verano.

En breve iniciará el boom de bodorrios en toda la geografía nacional (el mío incluido) y, para ello, dicen que hay que estar “guapos”. Yo añado que hay que estar preparados para dedicar unas palabras a los novios y, con éstas, hacerles un regalo que pocas personas les harán en el transcurso de sus vidas.

Es cierto que eso de dar discursos en las bodas suena a película americana. Y sí, es más bien costumbre de las culturas anglosajonas. Pero poco a poco se está haciendo hueco en las bodas españolas, aunque de una manera, a mi juicio, un tanto torpe (normal cuando no se tiene la costumbre).

Es por ello que incluyo ocho consejos para preparar un discurso de boda para que, si tienes planeado sorprender próximamente a tus amigos o familiares, que la sorpresa sea positiva.

Cómo escribir un discurso de boda

1. Sé breve

Es importante tener en cuenta que la gente está cenando, bebiendo, bailando y, lo último que quiere es escuchar una parrafada incomible. Por ello es necesario ser conciso y usar un lenguaje digerible por todos los allí presentes.

2. Diviértelos

La gente está allí para pasárselo bien. Aprovecha el momento para sumar a esa diversión y, por qué no, para tener tus propios minutos de gloria. Un discurso aburrido o demasiado serio, hará que pierdas la atención de la gente y disminuirá considerablemente la energía de la fiesta.

3. Enfócate en los novios

Con “tus minutos de gloria” no quiero decir que hables primordialmente de ti y que, de paso, hagas mención de los novios como artistas invitados. No. Los protagonistas del discursos deben ser ellos y tú un mero acompañante en las historias narradas y portavoz de un mensaje positivo dedicado a ellos.

4. Censúrate

Ojo con lo que dices. No quieres que, tras tus palabras, comiencen los trámites del divorcio. Como miembro del círculo cercano, conocerás detalles personales de cada uno que te han sido confiados y que no tienen por qué salir a la luz. Recuerda que estáis celebrando su unión; no des pie a que se piense lo contrario.

5. Rompe el hielo

Comienza con un batacazo. La gente tiene su atención muy enfocada en otro lugar. Si no quieres que se pierdan ni un segundo de lo que tienes que decir, abre con algo impactante… Haz una pregunta retórica, suelta una cita o una frase inesperada, canta; haz lo que haga falta para captar su atención (sin salirte de tono).

6. Estructura tu discurso

Florian Mück, en su libro The Seven Minute Star, sugiere que el cuerpo de un discurso debe constar de tres partes y que éstas deben estar concatenadas y ser contadas en un orden lógico, de menor a mayor relevancia, de más pequeño a más grande, o bien de manera cronológica. Esta última me parece ideal para una boda: pasado (lo que eran los novios), presente (lo que son ahora) y futuro (lo que deseas que sean juntos mañana). Ayúdate pensando en tres eventos divertidos que hayas vivido con ellos y entrelázalos.

7. Cierra el círculo

Florian y otros conocedores de la oratoria, también recomiendan unir la conclusión con la introducción para cerrar el círculo. Es buen momento para desearles lo mejor y levantar la copa, aunque siempre será mejor pecar de creativo que de tradicional.

8. No leas

Por muy solemne que haya sido la ceremonia, es hora de festejar. Leer tu discurso no ayudará en nada. Debe sentirse espontáneo. Para ello, prepáralo con antelación, practica mucho y lleva una chuleta en el bolsillo por si se te escapa alguna idea. Pero por lo que más quieras, no lo leas. Si pones en práctica estas pautas, no sólo dejarás de ser uno más del montón sino que igual te contratarán para hablar en la siguiente boda, conozcas o no a los futuros esposos. Así que a prepararse.

¿Estás buscando a alguien que pueda oficiar tu boda de manera divertida y poco convencional? Sebastián Lora – Oficiante de Bodas.

Imagen de Raquel Puras

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Hola, estudio periodismo y me ha encantado el blog, la oratoria es muy importante para los periodistas aunque no demos mucho sobre el tema en la carrera así que me suscribo y seguiré leyéndote.

    Voy a dar un discurso en las Bodas de Oro de mis abuelos y creo en el que será un discurso algo más serio (ya que la mayoría de los asistentes son gente mayor) pero intentaré que sea ligero.
    Gracias por los consejos. Me podrías recomendar algún libro de oratoria general para saber más sobre el tema pero orientado hacia el periodismo?

    V.L.

    • Hola Verónica. Gracias por tu comentario. Creo que puedes dar un gran discurso en las Bodas de Oro de tus abuelos de manera informal y ligera sin dejar de ser respetuosa. Todos los presentes te agradecerán si les haces pasar un buen rato siempre que el mensaje último sea de cariño hacia tus abuelos.

      No conozco ningún libro sobre oratoria para periodistas. Un libro que me encanta y que creo es compendio obligatorio para todo el que quiera hablar bien en público es “Resonate” de Nancy Duarte. Está en inglés, aunque es posible que ya haya traducción al español.

      Un saludo, Sebastián

  2. Hola a todos,es la primera vez que entro a esta pagina y me ha encantado,pues,estoy buscando novedosas formas,para oficiar bodas,ya que soy notaria publica ,en Miami y quiero dedicarme a ello,me encantaria,saber como oficiar bien lindo una boda y para ello,espero que ustedes me ayuden,ya que uno de mis sueños,es casar a mis nietos,el dia en que lo hagan,soy cubana de nacimiento y ciudadana americana por eleccion.gracias.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *