Saltar enlaces

7 maneras para conmover a un público exigente

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Tobias Rodrigues, colaborador en IESE Business School y profesor en ESEI International Business School. Ofrece seminarios sobre gestión de conflictos, servicios de mediación, coaching para líderes de equipos y discursos de apertura de eventos. Más sobre Tobias en http://www.tobiasrodrigues.com/. Cuando escucho un discurso, hago un esfuerzo consciente – aunque parezca tonto – por sonreír. ¿Por qué? Porque conozco la sensación de mirar con entusiasmo a un público que, en cambio, me mira sin expresión y a veces con escepticismo y desacuerdo. ¿Qué hacer en estas situaciones? Comparto contigo la estrategia y siete técnicas que utilizo:

LA ESTRATEGIA

Las emociones son contagiosas. Prevalecen las más fuertes. Conmover al público es entonces un forcejeo amigable. Consiste en no dejarse contagiar por emociones negativas y a la vez ofrecer las emociones que deseamos suscitar. 

7 TÉCNICAS PARA CONMOVER A UN PÚBLICO EXIGENTE 

1. Prepara un contenido conciso, claro y positivo

Sin esos tres, el público no te entiende. Sin entender, no puede estar de acuerdo. 

2. Prevé resistencia

Cuando preparo un discurso, visualizo un éxito rotundo pero calculo que habrá resistencia. La resistencia es algo natural. Si no me conocen, ¿por qué habrían de quererme? No hay motivo para que el público esté de acuerdo conmigo, me crea o siga lo que diga. Eso lo he de ganar mientras hablo.

3. Cree en tu público y en tu mensaje

En 2001 di una charla en una escuela sobre optimismo. “Son alumnos desastrosos”, me dijeron. ¿El resultado? También desastroso. Si por un lado preveo resistencia, por otro elimino todo pensamiento negativo sobre el público. Nunca dejes que el escepticismo empiece contigo. El público ideal no es real. Real es el público que existe. Por eso, para mí, mí público es siempre el mejor público. Además, el público tiene óptima capacidad olfativa. Olerá tu vacilación en un instante. El público también es muy simpático: si dudas de ti mismo o de tu mensaje, éste también lo hará. No podrá creer si no empiezas tú.

4. Sonríe, sonríe, sonríe

Es casi imposible sonreír por fuera sin sentirse mejor por dentro. Contágiate y contagia a tu público con la sonrisa. Un monstruo sonriente conmueve más que una bella inexpresiva.

5. Sé transparente

Oradores que nada esconden generan confianza. Utiliza tu cuerpo como arma de transparencia: acércate a tu público, abre los brazos, mira a los ojos, y habla con voz cálida y firme. ¡Magia!

6. Establece tu credibilidad como orador

Si el contenido es aceptado por ser lógico, el orador es aceptado por ser creíble. Para aumentar tu credibilidad:

  • Habla humildemente de tu experiencia cuando sea pertinente al contenido;
  • Muestra empatía sincera por tu público (aprecia su esfuerzo por escucharte e interésate por lo que piensan y sienten);
  • Comparte serenamente tu vulnerabilidad. Así muestras que eres humano y sincero. Esto crea confianza en ti como orador.

7. Conmueve con la emoción

La lógica dirige el pensamiento. La emoción impulsa la acción. Cambiando las emociones que el público experimenta, cambiarás lo que siente por ti y por el tema. Para suscitar emociones en el público:

  • Utiliza el vocabulario de los cinco sentidos;
  • Estimula la imaginación con metáforas y anécdotas;
  • Comparte una visión más grande que tus intereses personales. Exponle al público el modo en que estás cambiando el mundo, y éste te seguirá.

Una estrategia y siete técnicas. Conmueve a tu público, el mejor público, siempre. Y si un día me toca estar entre ellos, sabes que cuentas con una sonrisa segura.

Tobias Rodrigues

Tobias Rodrigues

Imagen superior de At A Crossroads

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *