Skip links

5 Errores de Comunicación en el Trabajo

errores de comunicación

El trabajo es el lugar en el que pasamos más tiempo durante nuestra vida adulta. Esto hace que tengamos que relacionarnos con muchas personas constantemente. En el proceso, podemos cometer errores de comunicación que pueden salirnos caros.

En el vídeo de hoy te muestro cinco de estos errores de comunicación más comunes en el trabajo.

Las tres patas del éxito profesional

¿Qué es peor que trabajar con una persona extremadamente buena persona pero incompetente hasta decir basta? Trabajar con alguien que sabe mucho pero es súper arrogante y trata mal a las personas.

Para llegar lejos profesionalmente hay que tener conocimiento, trabajar duro y saber comunicar. Las tres patas son importantísimas y si alguna falla, es difícil alcanzar tus objetivos.

El problema es que mucha gente se preocupa por prepararse bien y trabajar muy duro, pero se olvida de la importancia de la comunicación. Y en el camino, no se da cuenta de que incurre en ciertos errores de comunicación y, por ello, puede caer mal a las personas.

Y cuando caes mal, te cuesta convencer a los demás, conseguir su apoyo y trabajar en equipo. Porque las personas te evitan, no quieren trabajar contigo y no te tienen en cuenta cuando surgen oportunidades.

En pocas palabras, tu liderazgo a la basura y tu carrera no tiene futuro.

Por eso, en este vídeo te voy a revelar 5 errores de comunicación en el trabajo que si estás cometiendo están cavando tu propia tumba profesional. Pero si los identificas y los eliminas de tu repertorio, ganarás carisma, popularidad y puntos para conseguir un puesto de mayor liderazgo.

La comunicación eficaz es la primera clave de tu éxito

Para tener éxito hay que tener un mínimo de conocimiento y estar dispuesto a trabajar. Pero la verdadera clave de todo está en las relaciones. Porque si emprendes, necesitas contactos y referencias. Si tienes un puesto de responsabilidad, tus resultados serán el conjunto de resultados de tu equipo. Si colaboras en un proyecto con otras personas, sólo el trabajo en equipo permitirá alcanzar el objetivo grupal.

Hay una máxima que dice lo siguiente:

“A igualdad de condiciones, la gente hace negocio con gente que conoce, de la cual se fía, y que le cae bien.” tweet

Dejando a un lado las dos primeras variables, ¿cuánta disposición pondrías en trabajar con alguien que te cayera mal? Seguramente aguantarías un proyecto, pero harías todo lo posible por evitarlo la vez siguiente.

5 errores de comunicación en el entorno laboral

Existen varios errores de comunicación en el trabajo que, si cometes con frecuencia, te ganarán enemigos y pondrán trabajas en tu desarrollo profesional. Éstos son cinco de los más comunes:

1. Egocentrismo

Eso es, vender tu libro, preocuparte sólo de tus necesidades y colgarte las medallas en público, incluso cuando no son tuyas.

Una persona egocéntrica utiliza el pronombre personal “yo” con más frecuencia que los demás. Cae mal porque no tiene en cuenta a las demás personas.

Para evitar que te cataloguen como tal, busca preocuparte activamente por los demás, y escucha primero a las personas antes de plantear tus propias necesidades.

2. Escucha pobre

Prima hermana del egocentrismo, la escucha pobre o inexistente, es muestra de falta de interés y de despiste.

Las personas que interrumpen constantemente a los demás o que sólo hacen silencio para pensar en lo siguiente que van a decir, son incapaces de escuchar de forma activa. Con esto caen mal y provocan malentendidos por impedir la comunicación efectiva.

Para escuchar de forma activa, interésate genuinamente por la opinión de los demás y evita imponer la tuya. Mira a los ojos, asiente, parafrasea lo que escuchas y toma apuntes.

3. Acusaciones

Esto es señalar a otra persona cada vez que hay un problema, un error o una metedura de pata, con el fin de apartarse de la situación y evitar que le salpique.

Las personas que acusan repelen, porque nadie quiere estar cerca de alguien que a la primera de cambio ataca sin conocimiento de causa.

Para evitar acusar a las personas, antes de hablar, analiza bien la situación. Además, evita frases rotundas del tipo “te lo dije”, “lo has hecho mal”, “has sido tú”. Y sustitúyelas por opiniones que no ataquen de manera directa como “creo que podría haberse hecho de manera distinta”, centrándote en la solución en lugar del problema.

4. Generalizaciones

Esto es dar una cualidad específica a todo o a todos. Ejemplo: “Aquí no hay nadie que sepa hacer eso” o “todo el mundo se escaquea siempre que puede”.

El problema con las generalizaciones es que buscan definir a todo un grupo de una manera que no aplica necesariamente a todos sus miembros. Y cuando la generalización es negativa, quien se dé por aludido se sentirá atacado o incluso ofendido.

Esas mismas frases dichas de la siguiente manera, dejan de ser generales y evitan la ofensa.

“No conozco a nadie aquí que sepa hacer esto”. Da beneficio a la duda y la oportunidad de que alguien sepa.

“He visto a varias personas haciendo asuntos personales en horario de trabajo”. Especifica la situación y pasa de ser una opinión a ser un hecho.

5. Correcciones en público

Esto es decirle a alguien que ha dicho o hecho algo mal, haciéndoselo saber frente a los demás.

Esto es un problema porque deja a la otra persona en ridículo hiriendo su ego y su autoestima en público.

No conozco a nadie que le guste que le llamen la atención en privado. En público es muchísimo peor.

Pero el feedback es bueno y ayuda a mejorar. Por ello, si te das cuenta de que alguien haya cometido un error, toma nota y hácelo saber más tarde cuando estéis solos. Pero procura hacerlo con tacto, buscando darle información constructiva sobre cómo mejorar, y no solamente negativa sobre lo que hizo o dijo mal.

Lo importante es aprender de los errores

Estos cinco errores de comunicación dificultan el trabajo porque generan roces innecesarios.

Pero nadie es perfecto, e incluso las personas más cercanas, empáticas y carismáticas cometen estos errores de comunicación de vez en cuando.

Lo importante es darte cuenta a tiempo y evitar repetirlos. Porque en la medida en la que tu manera de comunicar incluya estos errores de comunicación con frecuencia, la gente terminará huyendo de ti.

En cambio, si haces todo lo contrario, evitando estos errores de comunicación y siendo una persona más cercana, ganarás en magnetismo y, por tanto, los demás tendrán ganas de estar cerca de ti. Y esa es la primera clave del éxito.

¿Quieres desarrollar en ti o en tu equipo el carisma, la seguridad y la capacidad de persuasión para lograr mejores resultados en el trabajo? Entonces entra a sebastianlora.com/formacion y diseñemos juntos el programa de formación que hará que tu equipo triunfe y que tú te posiciones como líder en tu empresa y en tu sector.

Y si te ha parecido útil este vídeo compártelo con tus amigos y compañeros para que ellos también se conviertan en mejores líderes.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Imagen de Volkan Olmez

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Reader Interactions

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *