Saltar enlaces

Cómo Mantener la Atención de la Gente al Hablar en Público

mantener la atencion

“Dale al público una razón de peso para seguir escuchándote.” tweet

El 23 de octubre de 2015 fui invitado por la asociación de networking BNI España para dar una charla en su conferencia anual.

En este vídeo descubrirás un extracto de mi charla y en las próximas semanas te traeré otros dos vídeos. Más concretamente, hoy te traigo la clave para que la gente se diga “sí, quiero escuchar lo que me tiene que decir esta persona”.

Y justo debajo de este vídeo te tengo un regalo.


Antes de que leas la transcripción de este vídeo, quiero ofrecerte gratuitamente mi ebook “Ahora o Nunca: Cómo captar y mantener la atención de la gente para vender más y mejor”.

Descárgatelo gratis ahora dejándome tus datos.

Tu correo estará 100% seguro conmigo.


El secreto para mantener la atención de la gente

La segunda parte más importante de una presentación es el minuto 2. Porque en éste, el público decide si quiere prestarte atención.

Por entretenidas que sean las explosiones, las películas de acción necesitan una trama para terminar enganchando. En las presentaciones pasa algo similar. La sorpresa sólo sirve para captar la atención, pero una vez captada, ¿cómo mantenerla?

“Dando al público una razón de peso para seguir escuchando.”

Pasado ese primer minuto en el que has logrado diferenciarte del montón sorprendiendo al público con tus primeras palabras, toca entrar en materia, contestando rápidamente a la primera pregunta que se hará cualquiera que te esté escuchando:

“¿Qué voy a ganar yo con esto?” El “What’s In It For Me” de los americanos.

Lo único que le importa al público poco tiene que ver con lo que te importa a ti

Muchas empresas montan sus presentaciones de forma tal que la segunda diapositiva dice algo así como “Sobre nosotros” para explicar lo buenos, bonitos y no particularmente baratos que son. ¿Te suena?

No saben que el público se está preguntando qué va a ganar con escucharles y que lo que menos le importa en ese momento es la persona que le está hablando o la empresa a la que representa.

Para poder mantener la atención del público y asegurarte de que te escuchen, tienes que ir al grano, dejándoles muy claro lo que van a obtener con la presentación y el beneficio exacto que esto les reportará.

Cuando un público se da cuenta rápidamente de que la presentación está diseñada alrededor de sus necesidades y no de las tuyas, sus miembros se dirán a sí mismos: “Hmmm… esto no está nada mal. Quiero oír más.”

¿Tú qué opinas? Comparte tu experiencia en el área de comentarios.

ENTRADAS RELACIONADAS:

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Buenas tardes, Sebastian
    Te escribo desde Perú. Te sigo ya desde hace algunas semanas y esta enseñanza me parece interesante. Sin embargo, ¿qué pasaría si estoy haciendo una presentación sobre mis aptitudes para aplicar a un trabajo? El beneficio que la gente obtendría es Conocer por qué es que me considero idóneo para el puesto? no lo tengo muy claro, agradeceré me aclares este punto.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *