Saltar enlaces

Para qué estructurar una presentación

¿Para qué sirve el esqueleto en los animales vertebrados? Para no andar por la vida como un pollo deshuesado.

Siempre seré un niño. Con 18 años todavía veía unos dibujos animados que me resultaban francamente graciosos. Vaca y Pollo (o como le llamábamos en Dominicana, Vaca y Pollito). ¿Por qué me gustaban estos dibujos? Por absurdos. Los protagonistas, una vaca y un pollo, eran hermanos, hijos de unos padres humanos a los que sólo se les veían las piernas. El primo, Pollito Deshuesado, era un pollo sin esqueleto al que transportaban lanzándolo de un lado a otro y que se pasaba la vida tirado como un estropajo. La falta de esqueleto lo hacía un ente sin sentido, un aborto de la naturaleza, un pollo malhumorado (normal… a mí no me haría gracia tampoco).

Para qué estructurar una presentación

La estructura es como el esqueleto de las presentaciones y tienes dos finalidades fundamentales.

  • Para el público: Es la guía que le permite seguir mentalmente la presentación y que, aportándole lógica, la hace entendible y manejable.
  • Para el ponente: Es la guía que le permite seguir una línea concreta, evitando las salidas tangenciales y las idas de olla.

Pero como el público es lo primero, vayamos más al detalle sobre lo que aporta una estructura bien concebida.

¿Qué aporta la estructura de una presentación al público objetivo?

Un contenido bien estructurado tiene tres finalidades claras a la hora de facilitarle la vida al público.

1. ENTENDER

Una secuencia lógica de los conceptos y argumentos facilita el entendimiento. Si entienden, atienden, y el objetivo (del ponente) comienza a ser alcanzable.

2. ATENDER

Al entender el contenido, el público es capaz de plantearse si éste le interesa o no. Asumiendo que se han hecho bien los deberes y dicho contenido está personalizado para ese público específico y sus necesidades, se facilita mantener su atención y, en consecuencia, aumentan las probabilidades de alcanzar el objetivo.

3. RETENER

Y con el entendimiento y la atención se genera interés que, a su vez, facilita la retención. Cuando el público retiene nuestras ideas en su recuerdo nuestra presentación dura más que los 15, 30 ó 45 minutos estipulados. Dura tanto como nuestro recuerdo se mantenga vivo en sus mentes. Y ahí es donde nuestras presentaciones generan cambio en los demás.

¿Qué quiero que haga el púbico tras escuchar mi presentación?

Por todo esto, la estructura es fundamental para alcanzar el objetivo que nos planteamos en la planificación de nuestra presentación. Porque si entienden, atienden, y si atienden, retienen. Y reteniendo, la acción a la que le invitamos a tomar termina teniendo lugar, y nuestro discurso logra un cambio.

Pero para lograr cambio es necesario persuadir. Y una de las estructuras más efectivas a la hora de persuadir a cualquiera de hacer algo es la afamada “Problema – Solución”. Con ésta planteamos una problemática relevante a quien nos escucha y, si ésta le hace vibrar, la solución expuesta tiene probabilidades de mover a la acción. Si, además, entre el problema y la solución incluimos una complicación, el problema se agrava y la solución resulta “más” necesaria.

Ejemplo de estructura efectiva

  • Problema: La coyuntura económica actual está dejando a mucha gente en la calle y a numerosas empresas a punto de cerrar. De hecho, estadísticamente, uno de cada cuatro entre nosotros no tiene trabajo.
  • Complicación: Cada vez hay más gente preparada y con ganas de progresar, pero a la vez, menos trabajos buenos y bien remunerados.
  • Solución: ¿Cómo destacar para conseguir ventaja frente a nuestros competidores? Diferenciándonos a través de una mejor comunicación. Porque, a igualdad de condiciones, quien comunica mejor gana.

Estructura tus presentaciones de manera lógica y clara, y éstas serán fáciles de recordar.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Imagen de Herr Olsen

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *