Saltar enlaces

Cómo planificar una presentación: Cuál es el objetivo

Como vimos hace dos semanas, lo primero que debemos tener en cuenta para hacer presentaciones exitosas es la planificación. Planificar una presentación implica hacer un ejercicio mental que nos ayudará a pensar en qué decir y cómo decirlo. Es el mapa de ruta que nos permitirá más tarde preparar nuestras presentaciones de manera efectiva.

La planificación tiene tres puntos fundamentales:

  1. Determinar quién es el público ante el cual presentaremos
  2. Decidir cuál es el objetivo que queremos alcanzar con la presentación
  3. Seleccionar la premisa o mensaje principal de dicha presentación

Hoy toca hablar del segundo paso: decidir cuál es el objetivo de la presentación. O lo que es lo mismo: ¿qué queremos que el público haga una vez haya terminado la ponencia?

 

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *