Saltar enlaces

¿Qué hacer para relajarse antes de hablar en público?

Hablar en público impone. Impone tanto que, justo antes de hacerlo, nos sudan las manos, en el mejor de los casos nos late el corazón a tropecientas revoluciones por minuto, o sentimos un cosquilleo brutal en el estómago. En el peor, vemos toda nuestra vida en un instante. Cierto nivel de ansiedad es inevitable porque somos humanos.

Pero como todo en la vida es relativo, es posible controlar esta ansiedad. ¿Cómo? Con ejercicios de relajación. Recomiendo dos para relajarse antes de hablar en público como toca: visualización y respiración.

¿Cómo relajarse antes de hablar en público?

Maneras hay muchas. Y a cada quién le va mejor la suya. Pero hay dos en concreto que yo utilizo siempre y que me van muy bien.

Visualizar ayuda a disminuir la ansiedad frente al público

La visualización es un ejercicio muy potente porque nuestra mente es fácil de engañar. Forzar pensamientos de éxito, de calma, de felicidad, hacen que, tarde o temprano, comencemos a sentir dichos estados. Además, por alguna razón, si nos enfocamos con terquedad en uno de éstos, ésta termina conspirando para que logremos alcanzarlo de verdad y no sólo en una “realidad aumentada”. Visualizarnos hablando con soltura, conectando con el público y haciendo una gran presentación, ayuda mental y físicamente a que alcancemos esta meta.

Respirar profundo y salir a hablar con mayor soltura

Menos etéreo y “psicodélico” es trabajar en respirar correctamente. Al estar nerviosos, la respiración se entrecorta, es menos profunda y, en definitiva, proporciona menos oxígeno. Procurar respirar de forma consciente, llenando nuestro cuerpo de aire desde el diafragma, ayuda a oxigenarnos mejor y a dedicar nuestro pensamiento en exclusiva a cómo llenamos nuestros pulmones, que no es más que un ejercicio de meditación. Algunos pensamientos sobre respiración aquí.

Cuando estés nervioso redirige tus pensamientos y respira.

Imagen de JessieHarrell

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete a mi newsletter y comienza a transmitir seguridad, a comunicar con pasión y a construir tu futuro.

Sin historias. Sólo contenido de valor.

Interacciones del lector

Comentarios

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *