Cómo hablar con cualquiera y tener conversaciones interesantes

como hablar con cualquiera

¿Has intentado alguna vez entablar una conversación con alguien que no conocías? Si eres como la mayoría de las personas (incluido yo), sabrás que iniciar y mantener conversaciones con desconocidos no es fácil. Pero hacerlo bien te ayuda a conocer gente nueva, expandir tu círculo social y conseguir grandes cosas.

Hoy te traigo cinco acciones concretas que te ayudarán a hablar con cualquiera para convertirte en una máquina de las habilidades sociales y así tener conversaciones interesantes. Además, al final del vídeo tengo un regalo que te ayudará a conseguirlo más rápido.

Entablar conversaciones interesantes con desconocidos no es tarea fácil

Imagina que estás en un evento social con tu mejor amigo. Te lo estás pasando en grande, hay gente guapa, la música es buena y te sientes muy bien.

De repente, tu amigo te dice: “Lo siento, me ha surgido un asunto y tengo que irme; quédate si quieres”.

¿Qué haces? ¿Te vas o te quedas? 

Siéndote sincero, yo me iría en la mayoría de los casos, pero hay ocasiones en las que puede ser una buena idea quedarse.

Tras debatir con tu voz interior si te marchas o te quedas, decides quedarte porque sabes que es lo mejor para ti y para tu empresa.

Al cabo de diez minutos paseándote por la zona del cóctel, bebida en mano, comienzas a dudar de la viabilidad de tu decisión cuando, de repente, ves a pocos metros a otra alma solitaria que parece estar (también) ávida de conversación. ¿Qué haces? ¿Te acercas y le hablas, o sacas tu teléfono para dar la impresión de estar “ocupado”?

Pero y, si te acercas, ¿qué le dices?

Cinco acciones para hablar con cualquiera y tener conversaciones interesantes

Quiero sugerirte algunas tácticas concretas para iniciar y mantener conversaciones con facilidad y conseguir que quien te escucha se muestre receptivo.

1) Identifica a las personas receptivas

Si estás en un evento social o profesional y no tienes compañía (o quieres desconectar de tu grupo para conocer gente nueva), identifica a las personas que estén solas y muestren un lenguaje corporal receptivo a la interacción. 

Ten en cuenta que, en un evento social, las personas normalmente están abiertas a socializar y a conocer a gente nueva, aunque por distintas circunstancias, hay quienes no lo están. Evita principalmente a quien esté ocupado con el teléfono móvil, comiendo o en conversaciones en círculos cerrados.

2) Dale información necesaria

Según Pau Forner Navarro, experto en habilidades sociales, cuando nos falta información, nuestra mente usa nuestras experiencias y conocimientos para completarla, crear una historia y actuar en función de ésta.

Así, cuando se nos acerca un extraño con un simple “Hola, ¿qué tal?” o, peor aún, sin decir nada, nos recreamos imágenes partiendo de experiencias pasadas como por ejemplo “quiere pedirme algo”, “viene a venderme algo” o “quiere ligar”.

Cuando te acerques a hablar con una persona desconocida, dale la información necesaria para que no recree una historia basada en su experiencia, sino que pueda reaccionar de acuerdo con la realidad que quieres crear. La clave aquí está en dar información que conteste de entrada a tres preguntas: 

  • ¿Qué?
  • ¿Por qué?
  • ¿Para qué?

Imagina que te has unido a un club de networking y vas a tu primera reunión. Para facilitar la conversación con un desconocido, puedes iniciar la conversación contestando a las tres preguntas y rellenando los huecos de información de esta manera:

“Hola, es mi primera reunión y estoy buscando conocer a los miembros del club, me presento: soy Sebastián.”

  • El “qué”: “me presento”.
  • El “por qué”: “es mi primera reunión”.
  • El “para qué”: “estoy buscando conocer a los miembros del club”.

3) Siente curiosidad

Sentir curiosidad o interés genuino por conocer a la otra persona te llevará a hacer preguntas en busca de elementos que faciliten la conexión.

Cuando preguntes por aquello que le genera sensaciones positivas (como aquello que le apasiona o entusiasma), conseguirás que se sienta bien. Esto tendrá la ventaja adicional de que te asociará con esa sensación positiva y te recordará con mayor facilidad.

Déjale que hable y busca activamente que cuente más usando preguntas del tipo “qué”, “por qué” o “para qué”.

Ejemplo: “¿Qué te llevó a entrar a esta empresa?”, “¿por qué decidiste dedicarte a esto?” o “¿para qué has venido a este evento?”. 

Esto te dará información interesante que te ayudará a encontrar vínculos. Pero sobre todo, le hará hablar sobre sí, lo que le producirá placer.

Te hablo de esto en mayor detalle en mi vídeo sobre carisma para introvertidos que podrás ver haciendo clic aquí.

Además, la propia curiosidad, asociada con la actitud juguetona de los niños, nos ayuda a quitarnos esas censuras absurdas que nos auto imponemos para ser “profesionales” y que muchas veces nos muestran sosos y faltos de espontaneidad.

Permítete la libertad de reaccionar de manera espontánea a lo que digan tus interlocutores, mostrándote como si estuvieras con amigos cercanos. Esto te acercará mucho.

4) Haz evidente lo que os une

Los vínculos nos acercan emocionalmente porque crean una sensación de similitud. Como nos gusta lo que se nos parece, cuando al inicio de una conversación sale a la luz algún vínculo, por trivial que sea, esto engrasa la maquinaria social y facilita la conversación.

Ejemplos en un evento profesional:

  • Si ves a alguien solo que mira alrededor: “Yo también estoy buscando conocer a otras personas, mi nombre es Sebastián”.
  • Si alguien está tomándose una copa de vino: “Qué bien me sentaría una copa de vino, ¿es bueno el que están sirviendo?”
  • Si ves a alguien con un accesorio que también tienes tú: “Yo también tengo el mismo bolso (o la misma corbata). ¡Muy buen gusto!”

En tu conversación con gente nueva, aprovecha lo que te digan, bien espontáneamente o bien como respuesta a tus preguntas, para encontrar vínculos y luego úsalos para conseguir que la conversación sea más memorable.

Si de entrada no surgen puntos en común, indaga activamente en busca de otras posibilidades que os unan. Tres áreas donde puedes indagar para encontrar puntos en común:

  • Personas: ¿A quién conoces de la organización? ¿Conoces a alguno de los ponentes?
  • Contexto: ¿Qué te ha traído por aquí? ¿Cuánto tiempo llevas emprendiendo?
  • Intereses: ¿Dónde se come bien por la zona? ¿Qué sueles hacer para desconectar?

¡Cuidado! Evita hacer énfasis en lo que os separa, porque esto generará la sensación opuesta, produciendo rechazo. 

Ejemplo: 

“Me encanta el fútbol.” 

“A mí no me gusta nada.”

5) Busca hacer que se sienta bien

Cuando las personas se sienten bien en tu presencia, disfrutan de la interacción, se abren con facilidad y luego te recuerdan de manera positiva, como alguien con quien han disfrutado.

El reconocimiento es una herramienta muy poderosa para conseguir que la otra persona se sienta bien; y si lo mezclas con el vínculo, todavía más. Cuando descubras rasgos o cualidades de la otra persona que te parezcan genuinamente positivos, dilo abiertamente y hazles un cumplido al respecto.

Ejemplos: 

  • “Me encanta que digas eso porque yo también pienso así”. 
  • “Es impresionante que hayas llegado a donde estás en tan poco tiempo. ¿Cómo lo lograste?”

Además, si usas etiquetas positivas para asignar a la otra persona alguna cualidad específica, conseguirás un resultado todavía más potente. Una etiqueta usada habitualmente en lenguaje coloquial es decirle a otra persona “eres un crack”. Si bien funciona, no es la mejor por ser genérica y nada personalizada. 

Para que una etiqueta funcione, es importante la especificidad. Esto consigue que la otra persona entienda el porqué de la etiqueta y reciba el cumplido como genuino.

Ejemplo: “Eres la persona que he conocido a la que mejor se le dan los idiomas”.

Ten conversaciones significativas

El propósito de tener conversaciones significativas va más allá de pasar un buen rato. Implica también conocerse, vincularse y encontrar argumentos que justifiquen pasar a un siguiente nivel en la interacción. Aunque esto solo lo conseguirás si tienes conversaciones en las que ambas partes se abran.

Este es un tema del cual hablo en profundidad en mi nuevo libro IMPARABLE que voy a publicar próximamente y cuyo primer capítulo podrás descargar gratis en el siguiente enlace.

Descarga el primer capítulo de mi libro gratis

ENTRADAS RELACIONADAS:

Imagen de Harli Marten

Comparte

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descarga gratuita

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes

Categorías
Artículos populares
Acerca de mí

Mi nombre es Sebastián y, si eres como yo, tienes ideas con ganas de ser escuchadas. Descubre cómo hacer que te lleven a donde quieras.

5 errores de comunicación catastróficos que están costando una fortuna a tu empresa y cómo remediarlos en 48 horas + Kit gratuito con 5 trucos probados para vender tus ideas y proyectos a superiores, colegas y clientes